zona euro

zona euroCuando después de un periodo de recesión las economías europeas empezaban a reflejar cierto crecimiento, se desata una nueva crisis en la zona euro. Como esta crisis la originaron los ciudadanos, los bancos y los gobiernos del continente, ellos serán los encargados de solucionarla.

Muchos pensaban que los países emergentes podrían convertirse en los salvadores de Europa y del mundo durante esta crisis. Estos países, que han mantenido su elevado nivel de crecimiento, eran para algunos la solución al problema. Sin embargo, estos países creen, con mucha justicia, que Europa posee los medios necesarios para resolver sus propios problemas sin ayuda internacional.

El Fondo Monetario Internacional es otra de las entidades que probablemente no contribuirá demasiado a la recuperación económica del continente. El acuerdo del G-20, el FMI y la Unión Europea es básicamente una declaración de intensiones, más que un verdadero compromiso de ayuda. Por ende, no es conveniente esperar una intervención masiva por parte del FMI.

Si bien hay ciertos apoyos puntuales, no habrá un gran voluntario para salvar la economía del continente. Los propios europeos deberán resolver este gran problema por sí mismos.