Principales comisiones en fondos de inversión

¿Cuáles son las comisiones a pagar al contratar un fondo de inversión?

Home » ¿Cuáles son las comisiones a pagar al contratar un fondo de inversión?

Muchos usuarios tienden a invertir sus ahorros en fondos de inversión para poder así aumentar su patrimonio en cuanto a rentabilidad se refiere. Se trata de una forma muy aceptada dentro de la sociedad, aunque con ciertas limitaciones que requieren de cierto conocimiento financiero. Por esta razón, hemos creado este artículo donde hablaremos de las comisiones que debemos pagar como propietarios de un fondo de inversión, así como las clases de comisiones que hay. ¡Toma nota y lee a continuación!

Comisiones existentes en un fondo de inversión

Como casi todos los productos financieros, los fondos de inversión es otro producto más que se une al cobro de comisiones. Por suerte o por desgracia, existe una legislación (establecida y/o influenciada por las Instituciones de Inversión Colectiva) que hace que estos precios se regulen y ayuden a los inversores a adecuar su patrimonio.

Por esta misma razón, se distinguen cuatro tipos de comisiones:

  • Por funcionamiento del fondo
  • Por gestión
  • Por el depósito
  • Por suscripción y reembolso (o compraventa)

Veremos cada una de ellas a continuación: además de en qué consisten, veremos cuál es su precio máximo estipulado.

Comisiones por funcionamiento, gestión y depósito

Tanto las comisiones de gestión como las de depósito están muy relacionadas con las de funcionamiento ya que son gastos iniciales o necesarios que vamos a tener si vamos a realizar operaciones con nuestros fondos de inversión. Desde tener abierto un fondo de inversión en la entidad financiera, hasta gestionar inversiones o realizar depósitos, todo ello cuenta.

Las comisiones de gestión y depósito se devengan diariamente y se resta valor liquidativo del valor de las participaciones del fondo. Se cubren tareas para la gestión de inversiones así como la custodia y protección de los valores, como ya hemos comentado.

  • Comisión de gestión: máx. 2,5% del patrimonio ó 18% de los rendimientos
  • Comisión de depósito: max. dos por mil del patrimonio, salvo que la entidad indique algo según el tipo de fondo

Comisiones por suscripción y reembolso en fondos de inversión

Se tratan de dos comisiones que están afectadas por la compraventa de participaciones del fondo de inversión. Son de carácter individual, lo que significa que en el momento en que se empiece a invertir en el fondo se cobra, así como en el momento en el que se termina de hacer operaciones en él. De ahí el nombre de comisión por suscripción y reembolso.

En estas comisiones no existe mucha regulación, por lo que recomendamos echar un vistazo a la información útil que aparece en el contrato firmado con la entidad para el fondo que aplica. En ella deberemos encontrar las comisiones cobradas por suscripción y reembolso, que recomendamos leer previamente a su contratación.

Otras comisiones para los fondos de inversión

Si bien, estas que te hemos indicado son las comisiones más importantes y más comunes en el mundo financiero, existen una serie de comisiones que también puede cobrarse depende de qué tareas llevemos a cabo. Te contamos a continuación de forma resumida en qué consiste cada una de ellas:

  • Comisión por transacción. Se trata de la comisión cobrada por los gastos que se han generado al comprar o vender activos.
  • Comisión por distribución. Según qué entidad, esta suele incluirse en la comisión de gestión, pero puede venir separada (recomendamos leer el contrato). Gracias a ella se cubren las gestiones ocasionadas por las redes de distribución, que no es más que intermediarios que influyen en el sistema de nuestro fondo de inversión. Se trata de una de las comisiones más habituales que nos podríamos llegar a encontrar (si vienen no está ya incluida en gestión como hemos indicado).
  • Comisión por éxito. Se suele cobrar cuando la entidad gestora obtiene buenos resultados, así como tareas que han implicado la misma.
  • Comisión por cambio de divisa. Tal y como indica su nombre, se lleva a cabo si el fondo opera con divisas diferentes y necesita, por tanto, un cambio.