Prestamos personal

Préstamos personales

Home » Los préstamos » Préstamos personales

¿Estás pensando en pedir un préstamo personal? En esta guía, te explicaré de manera sencilla todo lo que necesitas saber para que puedas tomar una decisión informada y segura.

Tabla de contenidos

¿Qué es un préstamo personal?

Un préstamo personal es un tipo de financiación que una entidad financiera otorga a un individuo para uso personal. El consumidor podrá disponer de liquidez a cambio de devolver la cantidad de dinero junto al pago de unos intereses y comisiones en un plazo de tiempo determinado. A diferencia de otros tipos de préstamos, no están destinados a la compra de bienes específicos, como una casa o un coche, sino que se pueden usar para diversas finalidades, desde la consolidación de deudas hasta la financiación de unas vacaciones, la reforma del hogar o compras de bienes de consumo (también son conocidos como préstamos al consumo).

Aunque lo más habitual sea pensar que para solicitar un préstamo personal debes acudir a la sucursal del banco, en la actualidad existen otras opciones, como son los préstamos online. Estos préstamos se solicitan a través de internet y te permiten obtener dinero rápido de una forma sencilla.

¿Para qué se utilizan los préstamos personales?

Los préstamos personales son un recurso muy versátil y se pueden utilizar para una gran diversidad de propósitos. Te damos algunos ejemplos más comunes:

  • Cubrir gastos médicos imprevistos.
  • Reformar tu casa.
  • Pagar tus estudios o formación o los de tus hijos.
  • Consolidar otras deudas.
  • Hacer el viaje que siempre has soñado.
  • Compras de bienes consumo, como comprar muebles nuevos para redecorar tu casa.

Características de los préstamos personales

Algunas cosas a tener en cuenta:

  • Montos limitados: No suelen superar los 50.000 euros.
  • Plazo corto a medio: Generalmente entre 1 y 7 años.
  • Accesibilidad: Están disponibles para una amplia gama de personas.
  • Recibes todo el dinero de una vez al principio, una vez firmado el contrato.
  • Tres elementos principales: Capital (cantidad de dinero a pedir), interés (precio fijado por prestar dinero que recibe el banco) y plazo (periodo de tiempo para devolver el capital y los intereses).

Requisitos para solicitar un préstamo personal

Para conseguir un préstamo personal, normalmente te pedirán:

  • Ser mayor de edad.
  • Tener ingresos estables (como un salario fijo).
  • No estar en listas de morosos (tipo ASNEF en España).
  • Una cuenta bancaria activa.

Cada entidad puede tener sus propias reglas, pero estos son los básicos.

Documentación necesaria para pedir un préstamo personal

Al solicitar un préstamo personal, deberás presentar algunos documentos para que el banco pueda evaluar tu solicitud en función de tu situación financiera. Se hace especial énfasis en el análisis de la solvencia del cliente.

  • Tu DNI, NIE o pasaporte válidos.
  • Tus últimas nóminas o la declaración de la renta y el contrato de trabajo.
  • Extractos bancarios recientes, como los recibos de pagos de la vivienda del prestatario, tales como agua, gas, teléfono o internet.
  • Un comprobante de domicilio (como una factura de servicios). También podría solicitarse la escritura de su vivienda o el contrato de alquiler.
  • Presupuesto del bien que se va a adquirir mediante el préstamo personal concedido para justificar su valor.

Cuanto más sólido sea el patrimonio del solicitante, más fácil será para el banco otorgarle un préstamo personal. Un patrimonio robusto proporciona seguridad al prestamista sobre la capacidad del deudor para devolver y amortizar el préstamo, lo que a su vez puede llevar a obtener condiciones contractuales más favorables.

Funcionamiento de los préstamos personales

Pedir un préstamo personal es bastante simple:

  1. Solicitud: Rellenas un formulario con tus datos.
  2. Evaluación: El banco revisa tu capacidad para devolver el préstamo.
  3. Aprobación: Si todo está bien, te aprueban el préstamo.
  4. Desembolso: Recibes el dinero en tu cuenta.
  5. Reembolso: Devuelves el dinero en cuotas mensuales.

Proceso de solicitud de un préstamo personal

Para solicitar un préstamo personal, sigue estos pasos:

  1. Compara ofertas: Mira diferentes bancos y compara sus condiciones.
  2. Reúne la documentación: Asegúrate de tener todos los papeles listos.
  3. Presenta la solicitud: Envía tu solicitud y documentos al banco elegido.
  4. Espera la aprobación: El banco te dará una respuesta en pocos días.
  5. Firma el contrato: Revisa bien las condiciones antes de firmar.
  6. Recibe el dinero: Una vez firmado, el dinero estará en tu cuenta.

Cosas que necesitas saber antes de solicitar un préstamo personal

Antes de lanzarte a pedir un préstamo, ten en cuenta:

  • Tu capacidad de pago: Asegúrate de que puedes asumir las cuotas.
  • Los términos del contrato: Lee la letra pequeña.
  • Comparar ofertas: No te quedes con la primera opción, busca la mejor.
  • El TAE: La Tasa Anual Equivalente te ayudará a comparar el costo total del préstamo.

Por otro lado, es importante considerar que la cantidad y el plazo de amortización de los préstamos personales pueden variar según su finalidad. Un préstamo para comprar un vehículo tendrá condiciones diferentes a uno para financiar la matrícula universitaria o para un viaje.

Devolución de un préstamo personal

Cuando devuelves un préstamo personal, lo habitual es que acuerdes con el banco un plazo de amortización y una serie de cuotas periódicas, que generalmente son mensuales, aunque también pueden ser semestrales o anuales. Cada cuota incluye una parte del capital prestado y otra de los intereses, utilizando el sistema francés.

El sistema francés es el más común y permite pagar cuotas constantes durante todo el plazo del préstamo. Además, algunos préstamos personales ofrecen períodos de carencia, lo que significa que durante un tiempo solo pagarás intereses y no amortizarás el capital. Esto puede ser útil para aliviar tu carga financiera en momentos complicados.

Ventajas y desventajas de los préstamos personales

Ventajas

  • Flexibilidad: Úsalos para lo que necesites.
  • Rápidos y accesibles: La aprobación y el desembolso suelen ser bastante ágiles.
  • Sin aval: No necesitas poner una propiedad en garantía.

Desventajas

  • Limitación en el importe máximo: Puede dificultar la financiación de proyectos de mayor envergadura.
  • Intereses más altos: Comparados con otros préstamos.
  • Comisiones: A veces hay gastos adicionales como comisiones y seguros que aumentan el coste total.
  • Riesgo crediticio: Si no pagas, tu historial crediticio se verá afectado.

Tipos de interés en el préstamo personal

El tipo de interés es esencial porque determina cuánto pagarás de más. Puede ser fijo (no cambia durante el préstamo) o variable (puede cambiar según el mercado). Por ejemplo, si pides 5.000 euros a un interés fijo del 6% por 3 años, pagarás unos 152 euros al mes, y al final habrás pagado 5.472 euros en total.

¿Cómo se calculan los intereses de los préstamos personales?

Para entender cuánto te costará un préstamo personal, es esencial fijarse en la Tasa Anual Equivalente (TAE). La TAE incluye cuatro factores clave: el tipo de interés, las comisiones y otros gastos, el plazo de amortización y la cantidad solicitada. Conocer estos detalles te ayudará a encontrar los préstamos personales más baratos disponibles.

Tipo de Interés Nominal (TIN)

El Tipo de Interés Nominal (TIN) es el porcentaje que te cobra el banco o entidad financiera por el dinero que te presta. Un TIN más bajo significa un préstamo más económico. Por ejemplo, si pides un préstamo de 10,000 euros con un TIN del 5%, pagarás 500 euros en intereses anualmente, excluyendo otros gastos.

Comisiones

Las comisiones son cargos adicionales que pueden influir en el costo total del préstamo. Aquí están las más comunes:

  • Comisión de apertura: Este cargo cubre los costos administrativos del préstamo y generalmente oscila entre el 1% y el 2% del monto solicitado. Por ejemplo, si pides 10,000 euros y la comisión es del 1%, pagarás 100 euros por la apertura.
  • Comisión de estudio: Este cargo se aplica por evaluar tu solvencia antes de aprobar el préstamo. No siempre se cobra, pero puede aumentar el costo total.
  • Comisión por cancelación anticipada: Si decides pagar parte o todo el préstamo antes de tiempo, podrías tener que pagar esta comisión para compensar los intereses que el banco dejaría de ganar. Por ejemplo, si decides pagar 5,000 euros de un préstamo antes de lo previsto y la comisión es del 2%, tendrías que pagar 100 euros adicionales.

Lo que debes saber sobre las comisiones de los préstamos personales

Algunas comisiones tienen limitaciones legales. Al igual que muchos otros productos bancarios, los préstamos personales pueden tener gastos adicionales debido a ciertos trámites que realiza la entidad. La mayoría de estos costos son fijados libremente por el banco, que debe informar claramente al consumidor y reflejar estos gastos en el contrato del préstamo.

Sin embargo, algunas comisiones están reguladas por la ley, como las de cancelación y reembolso anticipado. Según la normativa actual, los bancos no pueden cobrar más del 1% si el plazo restante del préstamo es mayor a un año, o más del 0.5% si es menor. Además, existen préstamos sin comisiones que no cobran por estos conceptos.

  • Intereses de demora limitados

Si te retrasas en el pago de las cuotas, los intereses de demora están limitados. Según una sentencia del Tribunal Supremo, estos intereses se consideran abusivos si superan en dos puntos porcentuales el interés original del préstamo. Por ejemplo, si pagabas un 8%, el interés de demora no puede superar el 10%.

  • Comisiones expresadas en euros

Normalmente, las comisiones de los préstamos personales se expresan en porcentaje, pero a veces tienen un mínimo en euros. Por ejemplo, una comisión de apertura del 1.75% con un mínimo de 120 euros significa que, aunque el porcentaje resulte en una cantidad menor, siempre pagarás al menos 120 euros.

Plazo de amortización

El plazo de amortización es el tiempo que tienes para devolver el préstamo. Un plazo más largo generalmente implica pagar más intereses en total, pero reduce la cuota mensual. Por ejemplo, un préstamo de 10,000 euros a 5 años tendrá cuotas más pequeñas pero más intereses totales que el mismo préstamo a 3 años. Ajustar el plazo a tus posibilidades de pago te ayudará a manejar mejor tu deuda.

Cantidad solicitada

La cantidad que pides también afecta los intereses que pagarás. A mayor cantidad solicitada, mayor será el monto de los intereses, ya que estos se calculan como un porcentaje del capital prestado. Por ejemplo, pedir 20,000 euros al 5% anual resultará en intereses anuales de 1,000 euros, comparado con 500 euros para un préstamo de 10,000 euros al mismo interés.

Entender estos factores te permitirá comparar mejor las ofertas y elegir el préstamo personal que mejor se adapte a tus necesidades y capacidad de pago.

Calcula los intereses de tu préstamo con este ejemplo práctico:

Te explicamos un método sencillo para que tú mismo puedas calcular los intereses de tu préstamo:

PASO 1: Calcula el total de los intereses pagados durante el plazo del préstamo. Multiplica el capital inicial del préstamo por la tasa de interés anual expresada en forma decimal y por el número total de años del préstamo.

Ejemplo: Si has tomado un préstamo de 10,000€ con una tasa de interés anual del 8% y el plazo del préstamo es de 3 años, la operación sería: 10,000€ * 0.08 (tasa de interés) * 3 años = 2,400€.

PASO 2: Resta el capital inicial del total pagado. Luego, resta el capital inicial del préstamo al total de intereses pagados para obtener la cantidad total de intereses que pagarás.

Ejemplo: Si el capital inicial del préstamo es de 10,000€, la operación sería: 2,400€ – 10,000€ = -7,600€.

La cantidad obtenida en el paso 2 representa la cantidad total de intereses que pagarás durante el plazo del préstamo.

Ejemplo de un préstamo personal

Imagina que estás planeando unas vacaciones familiares y necesitas un extra de dinero para cubrir los gastos del viaje. Decides solicitar un préstamo personal de 10.000 euros para financiar tus vacaciones con una tasa de interés anual del 10% y un plazo de devolución de 3 años (36 meses). Aquí tienes un ejemplo de cómo podría desarrollarse este préstamo:

  1. Cálculo del total a pagar:
    Para calcular el total que pagarás al final del préstamo, primero necesitamos determinar la cantidad total de intereses que pagarás sobre el capital prestado. La fórmula para calcular los intereses totales en un préstamo es: Intereses totales = (Capital prestado) x (Tasa de interés anual) x (Plazo en años).Sustituyendo los valores que tenemos: Intereses totales = 10,000€ x 0.10 (10%) x 3 años = 3,000€Ahora, para obtener el total a pagar, sumamos los intereses totales al capital prestado: Total a pagar = Capital prestado + Intereses totales = 10,000€ + 3,000€ = 13,000€
  2. Cálculo de la cuota mensual:
    Para calcular la cuota mensual que pagarás durante el plazo del préstamo, utilizamos la fórmula del sistema de amortización francés: Cuota mensual = (Capital prestado x Tasa de interés mensual) / (1 – (1 + Tasa de interés mensual)^(-Número de cuotas))La tasa de interés mensual se calcula dividiendo la tasa de interés anual entre 12 (el número de meses en un año). En este caso, la tasa de interés mensual sería 0.10 / 12 = 0.008333.Número de cuotas = 36 meses (3 años x 12 meses/año).Sustituyendo estos valores en la fórmula: Cuota mensual = (10,000€ x 0.008333) / (1 – (1 + 0.008333)^(-36)) ≈ 322.25€Entonces, la cuota mensual que pagarías sería de aproximadamente 322.25 euros.

Este ejemplo ilustra cómo se calcula el total a pagar y la cuota mensual de un préstamo personal utilizando una tasa de interés fija y un plazo de devolución especificado.

Preguntas frecuentes sobre los préstamos personales

Un préstamo personal sin garantía es un tipo de financiación en el que no necesitas poner un bien (como una casa o un coche) como aval para obtener el dinero. La aprobación se basa en tu historial crediticio y tu capacidad de pago.

Si no puedes pagar una cuota, es crucial que te comuniques con tu entidad financiera lo antes posible. Pueden ofrecerte opciones como reestructuración de la deuda o períodos de gracia. No pagar puede llevar a cargos por mora y afectar tu historial crediticio.

Sí, es posible, pero las condiciones suelen ser más estrictas y los intereses más altos. Algunas entidades especializadas ofrecen préstamos a personas con mal historial crediticio, pero es importante leer bien las condiciones.

Sí, en algunos casos puedes renegociar las condiciones del préstamo, como el plazo de amortización o el tipo de interés. Esto dependerá de la política de la entidad y tu situación financiera.

Sí, la mayoría de los préstamos personales permiten pagos anticipados, ya sean parciales o totales. Sin embargo, es posible que debas pagar una comisión por cancelación anticipada, así que revisa las condiciones del contrato.

Solicitar y obtener un préstamo personal puede afectar tu calificación crediticia. Un buen historial de pagos mejorará tu puntuación, mientras que los pagos atrasados o incumplimientos pueden perjudicarla.

La principal diferencia entre un préstamo personal y un préstamo hipotecario radica en su finalidad, el monto prestado, el plazo de devolución y las garantías requeridas.

Finalidad:

  • Préstamo Personal: Se utiliza para cubrir gastos personales como viajes, estudios, compras de bienes de consumo, consolidación de deudas, entre otros. No tiene una finalidad específica más allá de las necesidades del solicitante.
  • Préstamo Hipotecario: Está destinado exclusivamente a la compra, construcción o mejora de bienes inmuebles, como una casa o un apartamento.

Monto Prestado:

  • Préstamo Personal: Generalmente, los montos prestados son menores y varían dependiendo de la solvencia del solicitante y las políticas del banco, pero suelen oscilar entre unos pocos cientos a decenas de miles de euros.
  • Préstamo Hipotecario: Los montos son significativamente mayores, ya que están diseñados para financiar la compra de bienes inmuebles, que suelen tener precios elevados. Pueden alcanzar cientos de miles de euros.

Plazo de Devolución:

  • Préstamo Personal: El plazo de devolución es más corto, generalmente entre 1 y 5 años.
  • Préstamo Hipotecario: Tiene un plazo de devolución mucho más largo, que puede extenderse entre 15 y 30 años, o incluso más.

Tasa de Interés:

  • Préstamo Personal: Suele tener una tasa de interés más alta debido al mayor riesgo que asume el prestamista al no contar con una garantía real.
  • Préstamo Hipotecario: Normalmente tiene una tasa de interés más baja, ya que el inmueble adquirido actúa como garantía del préstamo.

Garantía:

  • Préstamo Personal: No requiere una garantía específica, aunque algunos pueden requerir un aval o una garantía personal.
  • Préstamo Hipotecario: Requiere que el inmueble comprado sirva como garantía del préstamo. En caso de impago, el banco tiene derecho a ejecutar la hipoteca y vender el inmueble para recuperar el dinero prestado.

Más contenido sobre préstamos personales